miércoles, 10 de agosto de 2016

El fuego olímpico no permanecerá en uno estadios oficiales


Es la primera vez que el fuego olímpico no permanecerá en uno estadios oficiales. Río de Janeiro es la ciudad sede de las olimpiadas 2016, cuyo inicio se tiene planificado para el 5 de agosto del presente año. Pese al largo inventario de inconvenientes que incluyen el retraso en la construcción de las obras por temas presupuestales, las alertas de terrorismo y las supuestas advertencias de insalubridad de las lagunas acuáticas donde se efectuarán algunos de los eventos deportivos, Brasil se las ha arreglado para lograr el objetivo que es llevar a cabo las olimpiadas.

Todo ha ocurrido en función de lo planificado, inclusive el tradicional recorrido de la antorcha olímpica, que proviene de Suiza, luego de haberse encendido en Grecia en abril del presente año; actualmente, la antorcha ha recorrido localidades como Brasilia, Bello Horizonte, Goiania, Salvador de Bahía, Palmas, Belem, entre otras ciudades, culminando el recorrido en Río de Janeiro, el mismo día de la ceremonia de inauguración.

Una de las cuestiones más llamativas de este hecho es que pese a que el fuego olímpico será encendido con la antorcha el día de la ceremonia de inauguración, no permanecerá en un estadio oficial ni en ningún otro, sino que será situado durante todo el evento deportivo en el puerto de Río de Janeiro en un proyecto de reurbanización llamado Puerto Maravilla.

Siendo así, sería la primera vez en la historia de los juegos olímpicos de verano en la que el fuego olímpico no permanece en un estadio oficial sino fuera de él; esto es un tema bastante controvertido aunque no es la primera vez que ocurre, sino que en los eventos invernales de los juegos olímpicos ha sucedido al menos 2 veces.

Los juegos invernales de Vancouver 2010 y Sochi 2014, han sido las ciudades sede que han optado por mantener fuera de un estadio la combustión del fuego olímpico por razones propias organizativas.